Cómo combatir la depresión post vacacional

Holiday Motel

Aunque muchos ya hemos vuelto a la rutina hoy, ya vale de decir que se acaba el verano. Que terminen las vacaciones ya es suficientemente duro como para no parar de repetir eso. Volvemos a trabajar, si, pero podemos alargar el verano un poquito más si no dejamos de hacer esas cosas que tanto nos gustan.

Quienes tengan la posibilidad, pueden hacer horario intensivo de forma que todavía les queden unas horas de sol para ir un rato a la piscina, y quienes no, que no vayan directamente a casa al acabar de trabajar, sino a hacerse un helado o una cervecita en una terraza, ya veréis como así se lleva mejor.

No hay que ser tan radicales, se acaban las vacaciones, pero no el verano y podemos hacer muchas cosas para que los días de trabajo sean menos feos, cosas que en invierno echaremos de menos.

Bueno, para los que me echaban de menos, aquí estoy ya de vuelta. Con las energías recargadas tras las mejores y más largas vacaciones que he tenido nunca, sin contar las vacaciones del cole, que como esas no hay ningunas.

Un placer verte por aquí una vez más.

♥♥♥